La nueva tecnología al servicio de la decoración

La nueva tecnología al servicio de la decoración

Cada cierto tiempo las paredes de nuestra vivienda necesitan una nueva mano de pintura, porque amarillean, pierden luminosidad, el peque de la casa pintó sus grafitis sobre ella, tiene rallazos, humedad, desconchados… y, ¿por qué no decirlo? Con una buena mano de pintura se sanea una vivienda, a la vez que se renueva y se le da un nuevo aspecto a la decoración. Así que nos pusimos manos a la obra. 

Nuestro deseo era jugar un poco con los colores de las paredes, no hacer una vivienda plana, basada en un único color, queríamos crear ambientes coordinados, y nos lanzamos. Atrás quedan los tiempos de las mezclas que venden ya preparadas y a las que sí o sí tenías que aceptar, o las típicas mezclas que realizaba a ojo el pintor y que al final nunca sabías si realmente iba a resultar ese determinado y concreto color que tú tanto deseabas. Hoy en día, por suerte, hemos avanzado y gracias a la nueva tecnología podemos llevar a una tienda profesional una muestra exacta del color que queremos, que puede ser el color de un papel pintado, de una tela, de una alfombra… y el profesional mezclará los pigmentos necesarios para conseguir el tono exacto. Luego solamente tendrás que anotar el número de referencia que te proporcione, por si en algún momento necesitases más pintura. En este sentido, si vosotros también os vais a poner manos a la obra, nosotros os recomendamos que confiéis en Pinturas Decolor, una empresa distribuidora de todo tipo de pinturas, plásticas, de fachada, impermeabilizantes, alta decoración, de metal, madera, etc. que investiga las tendencias y evolución de los consumidores para desarrollar nuevos productos que estén de acuerdo con las necesidades y demandas del cliente, a la vez que procura mantener una buena relación calidad precio.

El color aporta personalidad a una casa, destacando u ocultando aquello que nos interesa, así jugamos e intentamos interrelacionarnos con los volúmenes, acercando o alejando paredes, subiendo o bajando techos, y combinando los colores porque el arte de combinar los colores también tiene sus secretos y aquí os voy a proponer algunos para que recojáis algunas ideas:

  • Si vas a decorar y pintar las paredes de una habitación pequeña y oscura, lo principal es recurrir a tonos pasteles, claros y neutros como el blanco o crudo, tanto para las paredes como en los muebles y los complementos textiles, así conseguiremos crear la sensación de que una habitación es más grande de lo que realmente es, ya que estos colores claros o neutros reflejan más la luz. 
  • Un techo siempre parecerá más alto si se pinta de un color más claro que el de las paredes. Por el contrario, si se pinta en un tono más oscuro, resultará más bajo.
  • Los colores denominados fríos claros como el azul, verde mimosa, verde grisáceo, violeta… en sus tonos más caros y suaves son muy atrayentes, pues aportan mucha calma, serenidad, relajación, privacidad… al mismo tiempo que simulan que alejan las paredes provocando un efecto de distanciamiento entre las mismas que resulta muy interesante en habitaciones de pocos metros, por lo que son colores frecuentemente escogidos para dormitorios, zonas de relax, de lectura… Estos mismos colores, a la vez también aportan frescura al ambiente, por lo que van estupendamente en baños, cocinas…
  • Los tonos más oscuros de los denominados colores fríos como el verde musgo, azul añil, azul marino… son colores que imprimen un marcado carácter a una estancia, por lo que en general se eligen para despachos, bibliotecas, salones clásicos, etc. 
  • Los tonos grises perlados, tan de moda últimamente, se integran bien en decoraciones con el mobiliario en tonos blancos y con un gran protagonismo.
  • El amarillo es un tono desenfadado, estimulante, que proporciona energía, calor, fuerza, por lo que se utiliza preferentemente para dar vida a habitaciones orientadas al norte que no reciben mucha luz solar. 
  • El ocre dorado es un color cálido de una gran intensidad, pero que a la vez transmite serenidad. En ambientes rústicos combina muy bien acompañando a la madera. 

¿Cómo reconocer a un buen profesional?

Ante dos o tres presupuestos similares, nos surge la gran duda ¿con cuál quedarnos? Un buen profesional debe presentar un presupuesto detallado, especificando los metros cuadrados de paredes y techos a pintar, el tipo de pintura que utilizará para cada lugar paredes, puertas o radiadores, es conocedor de las distintas técnicas de pintado, aportará un muestrario amplio de productos, deberá especificar si se necesita preparar las paredes con enmasillado y lijado, si se necesita una o dos capas de pintura, etc. 

Deja una respuesta